Dormir bien después de ser madre es la tarea pendiente de muchas de nosotras. Todos sabemos lo importante que es dormir bien y lo necesario que es para rendir durante el día. Según los expertos, el cuerpo necesita descansar y regenerarse durante la noche. Si dormimos mal, estamos más irritables, más torpes, tenemos peores reflejos, más somnolencia y nuestra capacidad de atención y memoria es menor, entre otros aspectos. Entonces, ¿qué podemos hacer para dormir mejor?

Difícil tarea, si tenemos en cuenta los cuidados nocturnos del bebé como darle de comer ya sea pecho o biberón, cambiar el pañal o, simplemente, velar para que todo esté correctamente. A pesar de todo ello, dormir bien después de ser madre o al menos un poquito mejor de lo esperado, es posible. Las claves para no morir de sueño en los primeros meses de crianza del bebé: rutinas y cooperación en pareja.

La realidad es que después de ser mamá, la calidad del sueño se ve afectada. Pero existen algunas claves que ayudarán a dormir bien después de ser madre. Es fundamental generar una rutina de sueño propia que se adapte a la rutina que se ha creado para el bebé. De esta manera, si el bebé tiene un hábito de sueño, puede significar un mejor descanso para la mamá. Además, es muy importante compartir los cuidados nocturnos del bebé y así el cansancio no se acumule solo en la madre

Entre las rutinas que puedes crear para conseguir dormir bien después de ser madre, te dejo algunas pautas que pueden ayudarte a conciliar mejor el sueño.

  • No ingerir bebidas estimulantes como café, té, gaseosa o bebidas energéticas. 
  • Evitar comidas muy pesadas durante la noche. Durante el día, lleva una dieta equilibrada, con abundancia de frutas y verduras.
  • Aprovechar cuando el bebé duerme para poder hacer varias siestas al día en periodos de 15-20 minutos. Estas mejor que no sean después de las cinco de la tarde.
  • Antes de dormir, puedes dedicarte un tiempo para relajarte, leer, tomar un baño…
  • Si el bebé ya está dormido y tú también tienes sueño, descansa tú también. Tú eres la prioridad. 
  • Evitar ver las pantallas como la televisión, móvil o tablet. Éstas afectan al sueño e impiden descansar. 
  • Si después del posparto, puedes realizar alguna actividad física, como por ejemplo caminar, ejercicios de estiramiento y tonificación en casa.
  • Procura que tu habitación sea un espacio cómodo para dormir bien después de ser madre, con una luz y temperatura adecuada.
  • Aprovecha para dormir, si tienes ayuda de familia o amigos. Así podrás tener un poco de tiempo para ti misma.

Y si después de todo, conciliar el sueño es una tarea imposible, lo mejor es consultar al médico. Resulta imprescindible que tanto mamá como papá puedan descansar. 

Compartir:

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad